Aprende cómo ordenar el salón sin apenas darte cuenta

Aprende cómo ordenar el salón sin apenas darte cuenta

11 Abr Aprende cómo ordenar el salón sin apenas darte cuenta

El concepto de salón ha cambiado muchísimo en los últimos años: si bien antiguamente era un espacio reservado a las reuniones familiares y solía estar equipado con un gran mueble donde almacenábamos la vajilla y un sofá o algunas butacas, hoy día en el salón se agolpan los libros, los elementos decorativos, los aparatos electrónicos…

Y esto puede convertirse, fácilmente, en un pequeño caos organizativo. ¿Cuántas veces has pensado eso de que tu salón siempre está desordenado, sin importar el tiempo que dediques a colocar cada cosa en su sitio? Bueno, no te preocupes demasiado: ¡es algo que nos ha pasado a todos! Por ello, hoy queremos contarte una serie de trucos para mantener tu salón en orden sin darte apenas cuenta. ¡Vamos allá!

Ordenar el salón con el mobiliario adecuado

Si hay un elemento fundamental en el orden de tu salón este es, sin duda, el mobiliario. Si te faltan lugares donde guardar las cosas, ¡no es de extrañar que al final todo acabe desperdigado por ahí! ¿No te parece? Veamos, pues, unos cuantos trucos básicos para que los muebles de tu salón no vuelvan a fallarte.

#1 Estanterías

Las estanterías son una solución perfecta para almacenar todo tipo de objetos. Libros, películas, vinilos, objetos decorativos… ¡Todo lo que necesites! Y lo mejor de todo es que sus puertas harán que el salón parezca mucho más ordenado visualmente, por el simple hecho de que no se verá todo por ahí.

Pero no creas que basta con almacenarlo todo de cualquier manera detrás de una estantería: existen una enorme cantidad de organizadores, barras, cajitas, carpetas y todo lo que puedas imaginar que te ayudará a tener cada tipo de objeto bien colocado y siempre a mano para cuando lo necesites.

¡Ah, y no te olvides del poder de las vitrinas! Si eres un lector empedernido y te enorgulleces de tu biblioteca particular, una puerta de cristal con iluminación interior será perfecta para mostrar tus mejores piezas sin que se ensucien de polvo. Y lo mismo vale con cualquier otro objeto, desde copas hasta colecciones de vinilos. ¡Aquí, decides tú!

#2 Organizadores para objetos pequeños

Los mandos de la tele, de la cadena de música, los cargadores del móvil o del portátil… Hay un sinfín de cables que acaban rodando por el salón sin un sitio definido. Y, lo que es peor, ¡nunca aparecen cuando los necesitas! Acaba con esta pequeña tortura diaria colocando una caja en la mesita auxiliar donde guardarlo todo, o bien pon un guardamandos en el brazo del sofá. ¡Así, siempre lo tendrás todo controlado!

Otra gran idea que te permitirá tenerlo todo más ordenado es colocar guardacables. Es decir, instalar esas pequeñas guías donde se ubican los cables para que no cuelguen o arrastren por el suelo. Ganarás mucho orden visual y limpiar será más sencillo así que ¿por qué no probar?

#3 Un rincón para los más pequeños

Si hay niños en casa y te resulta difícil mantener controlados sus juguetes, la solución es sencilla: resérvales un rincón del salón para sus juegos y enséñales a mantener sus cosas en esa zona. Cuadernos, rotuladores, juguetes… ¡Con una mesa pequeñita y un mueble de almacenaje a su altura, conseguirás resultados increíbles sin apenas darte cuenta!

 

Aprende cómo ordenar el salón sin apenas darte cuenta

 

#4 ¿Amante de las mascotas?

Con los animales, sucede casi lo mismo que con los niños: ¡ocupan muchísimo sitio! Tal como te hemos aconsejado para los peques de la casa, destina un espacio para tus compañeros de 4 patas. Coloca su cama y comedero en un rincón destinado únicamente a ellos. Así, se acostumbrarán a moverse más por esa zona y te será mucho más fácil de limpiar. ¡Palabra!

Ordenar el salón es fácil… Si sabes cómo

Además de apostar por el mobiliario auxiliar adecuado, hay una serie de trucos básicos que te ayudarán a mantener el orden sin apenas darte cuenta. ¡Vamos a ver algunos de ellos!

  • Coloca los cubiertos y manteles en los cajones de un mueble del salón. Así será mucho más fácil guardarlos y que no quede todo por ahí, ni en el salón ni en la cocina.
  • Pon un revistero al lado del sofá o, incluso, una pequeña mesita donde dejar libros, el móvil y objetos de pequeño tamaño. Así los tendrás ubicados en un único punto y será más fácil recoger.
  • Las cajas y cestos son ideales para almacenar todos esos objetos que no sabes dónde poner, pero que no quieres que estén por ahí circulando. No solo te ayudarán a mantener el orden, sino que encima le darán un plus a la decoración de tu hogar.

¿Qué te parecen estos consejos para ordenar el salón fácilmente? ¡Ponlos en práctica y cuéntanos qué tal, nos encantará saber si te han sido útiles!



O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma