¿Casa en la sierra de Madrid? ¡Aíslala como se merece!

aislar casa en la sierra

16 Feb ¿Casa en la sierra de Madrid? ¡Aíslala como se merece!

 

Si disfrutas de una casa en la sierra de Madrid, lo más probable es que te hayas encontrado con problemas de humedad, además de encontrarla fría cada vez que vas, y tardar mucho en calentarla.

Ambos problemas, habituales en la sierra y en general en cualquier zona de montaña, se solucionan con un buen aislamiento. ¿Cómo y de qué tipo? Pues básicamente tienes dos caminos complementarios: los pequeños trucos para el interior, y las grandes reformar estructurales. ¡Te explicamos ambos!

 

El aislamiento interno

Antes de meterte en grandes reformas que aíslen la estructura de la casa, tienes muchos puntos esenciales en el interior que puedes aislar de forma eficaz con inversiones mucho menores.

Y te sorprenderá el porcentaje de ahorro que pueden suponer en tu factura vigilar simplemente estos tres:

Burletes en las puertas: De escobilla, de goma… los burletes (esa especie de faldón que se pone en la parte inferior de las puertas tocando al suelo) cuestan poquísimo y proporcionan mucho a cambio. Primero, evitan la entrada de polvo del exterior. Segundo, ejercen de barrera contra la humedad del exterior. Y tercero, cortan el paso a la corriente de aire y al frío.

 

aislar casa en la sierra

 

  • Cortinas y alfombras: “Vestir” la casa en invierno es algo que va más allá de la decoración. Va más allá incluso de la sensación psicológica de abrigo que proporcionan unas cortinas gruesas, o una mullida alfombra en medio del salón a los pies de la cama. Es que el textil de hogar aísla. Por el suelo y por las ventanas se da siempre una pérdida de calor: cortinas y alfombras taponan esos puntos, manteniendo el frío fuera y el calor en el interior.
  • Puertas cerradas: Es sorprendente lo mucho que puedes conservar el calor y combatir el frío dentro de una casa simplemente cerrando las puertas. Algo tan simple, que a menudo ni pensamos en ello, pagando las consecuencias en forma de facturón. Si dejas las puertas abiertas, el espacio a calentar es el volumen de aire total de la vivienda. Si las cierras, lo divides en varios espacios pequeños más rápidos de calentar, y que conservarán mejor esa temperatura.

 

 

El aislamiento estructural

Si bien es cierto que los trucos anteriores te ayudarán con el aislamiento térmico, y a evitar derroche energético, una casa en la sierra necesita un buen aislamiento profesional, en la propia estructura y sus materiales.

  • Suelos: optar por el parquet puede ser una buena opción, ya que la tarima de madera aísla del frío que sube desde el suelo de la casa.
  • Ventanas: es muy importante contar con un aislamiento perfecto en las ventanas. Eso implica, por un lado, repasar que no haya la menor filtración, por ejemplo en el borde entre el marco y la pared, o entre el cristal y el marco.

Por otro lado, en lugares fríos el fenómeno de la condensación es habitual, lo que hace recomendables las ventanas con doble acristalamiento, que además tengan marcos con rotura del puente térmico (un sistema que aísla la cara interior del marco de la exterior). Garantizarás así que el frío se quede fuera, y la condensación no aparezca dentro.

  • Paredes: por su superficie total, las paredes son la parte que más cuesta aislar correctamente, y que más inversión demandan si no lo están. Si tu casa en la sierra tiene muchos años de antigüedad, es posible que sus paredes no tengan aislamiento, y vas a necesitar uno.

 

aislar casa en la sierra

 

El método más eficaz para aislar paredes es la cámara de aire junto a materiales aislantes. Hay un primer muro exterior de ladrillo, luego un material aislante, luego un espacio de unos 10 cm, y finalmente el muro interior: ese espacio de aire en medio sirve de colchón contra las temperaturas, y sumado al material aislante, evita las fugas de temperatura en un sentido u otro.

Estos materiales aislantes, como la lana de roca, el porexpán, o el yeso laminado, suelen incorporar también una “barrera de vapor”, que evita la entrada de humedad en el interior.

Si eres manitas, puedes intentar mejorar el aislamiento estructural tú mismo. Pero lo más práctico y seguro es que consultes con un profesional de las reformas, no sólo para hacerla, sino sobre todo para que te dé un diagnóstico certero de tu problema de aislamiento, y te presente las diferentes alternativas y materiales que te van a funcionar mejor.

Porque una casa en la sierra de Madrid es una bendición. Pero mal aislada, puede convertirse rápidamente en una pesadilla. ¡Que nada te impida disfrutarla como merece!

 



O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma