¿Conoces todas las ventajas de la grifería empotrada?

03 Ene ¿Conoces todas las ventajas de la grifería empotrada?

Si estás pensando en una reforma del baño, es el momento de plantearte qué tipo de grifos quieres. Y es que la elección de los grifos no se basa solo en el estilo o un diseño bonito: también has de mirar que sean lo más prácticos posible.

En ello influyen aspectos como la distancia que hay entre el caño y el lavabo, y la profundidad del mismo: un caño demasiado alto salpicará, y uno demasiado bajo dificultará la higiene y el uso general del grifo.

Pero además, puedes elegir entre grifos convencionales o termostáticos, y grifos de superficie o empotrados. Y es de estos últimos que queremos hablar hoy.

Ventajas de los grifos empotrados

La grifería empotrada es aquella que no sale de la superficie del lavabo o del mueble, sino que sale directamente de la pared.

Este tipo de grifería lleva “escondida” la mayor parte, saliendo de la pared apenas los caños y los mandos.

Como sistema, resulta un poco más difícil de instalar debido a que va directamente en la pared. Aunque esto afecta principalmente a los que quieren cambiar los grifos ellos mismos: en el marco de un reforma, los profesionales se encargarán de instalarlos sin mayores dificultades.

Y vale la pena, porque sus ventajas son muy interesantes tanto a nivel estético como a nivel práctico.

ventajas de la grifería empotrada

En cuanto al estilo, quedan genial en el baño porque aportan un toque algo más minimalista. Modernos o de aire retro, en cromo o latón viejo, encontrarás cientos de modelos diferentes que se ajusten al estilo de tu baño.

En lo práctico, esta grifería es infinitamente más fácil de limpiar. ¿Cuántas veces te has peleado pasando la bayeta por el borde de la base del grifo, luchando por arrancar una pequeña suciedad incrustada, o por retirar algunos pelos de barba traidores que acabaron ahí tras un afeitado?

Con estos grifos toda la superficie queda despejada, y mantener el baño limpio es mucho más fácil.

Y además, al dejar esa superficie libre, disfrutas de más espacio, que podrás aprovechar bien para dejarlo libre y dar sensación de amplitud, bien para disponer sobre la superficie otros productos, vasos, jaboneras o elementos decorativos, que con los grifos convencionales no cabrían.

Mayor ahorro y comodidad con grifos termostáticos

Pero si tu objetivo con la reforma es conseguir la mayor comodidad en el baño, entonces además de grifos empotrados necesitas que sean grifos termostáticos.

Los grifos termostáticos consisten en un ingenioso sistema mecánico (no electrónico, ojo) que mantiene el agua siempre con la misma temperatura, incluso aunque baje de pronto la presión del agua.

ventajas de la grifería empotrada

En el exterior tienen solo los caños y dos mandos: uno para la temperatura y otro para el caudal.

En su interior, una serie de válvulas se desplazan hacia delante o hacia atrás en función del calor y del caudal que reciben manteniendo siempre ese equilibrio. Y esto se traduce en toda otra serie de ventajas para ti:

  •         Se acaba el baile de temperaturas: ni te hielas ni te quemas de pronto. Si el sistema detecta demasiada agua fría abre el paso a más agua caliente. Si detecta demasiado calor, se mueve al revés para dar paso a más agua fría. Y tú, entretanto y sin darte cuenta, te duchas cómoda y placenteramente sin sustos.
  •         Control preciso de la temperatura: el mando de la temperatura del agua tiene un giro de casi 350 grados, lo que supone que puedes definir la temperatura que buscas con una precisión inaudita.
  •         Nunca te quemas: los grifos termostáticos vienen fabricados de serie con un sistema de seguridad para no sobrepasar los 38ºC. Ideales para todos, y en especial con niños y personas mayores que podrían quemarse.
  •         Ahorras: los termostáticos son los grifos que más rápido y mejor calientan el agua de todo el mercado. Esto supone menos tiempo de caldera encendida y menos agua desperdiciada mientras esperas a que llegue el calor.

Y si te preocupa instalar un sistema complejo de forma empotrada, por aquello de que si se estropea habrá que abrir, despreocúpate: los fabricantes reconocidos en grifería utilizan para las válvulas un material sintético antical, que no es nada fácil de obturar y se mantendrá funcionando a las mil maravillas durante muchos años.

Así que ya sabes, si quieres comodidad y estilo, elige grifos empotrados para la reforma de tu baño. Y si quieres aún más comodidad, y además ahorro y eficiencia energética, pide que sean termostáticos.

Harán que te enamores de tu nuevo baño tanto como el resto de la reforma.



O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma