Errores a evitar en la reforma de tu baño

Errores a evitar en la reforma de tu baño

05 May Errores a evitar en la reforma de tu baño

Cuando te planteas reformar el baño, puede que quizá solo te interese cambiar los revestimientos y, quizá, hacerte con un nuevo mueble de baño porque el que tienes ya lleva unos cuantos años a cuestas, ¿verdad? Está claro que este es un buen motivo para hacer una reforma en el baño, pero sin duda, ¡puedes aprovechar para hacer muchos más cambios!

Y no nos referimos a grandes y costosas reformas, sino a detalles que puedes tener en cuenta para que tu baño parezca otro sin hacer apenas inversión. Maximizar la luz, redistribuir el espacio… ¡Veamos cuántas cosas puedes hacer en tu baño para darle una nueva vida!

Pequeños cambios que puedes aplicar al reformar el baño

Como te decíamos, hay muchos pequeños cambios que puedes hacer en tu baño y que, en conjunto, marcarán una gran diferencia entre el antes y el después:

  • Coloca una encimera en el lavabo. No solo será un gran cambio a nivel visual, ¡sino que es muy práctico!
  • Elimina el escalón de la ducha, si lo tienes. Hoy día hay multitud de platos de ducha de medidas estándar que quedan a ras de suelo y harán que tu baño parezca más grande.
  • Renueva los viejos azulejos con pintura especial. No podría haber forma más fácil de darle un nuevo look a tu baño que, simplemente, pintándolo, ¿verdad?
  • Instala un mueble suspendido que te permita almacenar las cosas y que queden ocultas. ¡Ganarás muchísimo en orden visual!
  • Los elementos de almacenaje también te ayudan a ordenar y cambiarán por completo el aspecto de tu baño. Cestas de mimbre, cajas de tela… ¡Hay un montón de opciones!
  • Decóralo. ¿Quién dijo que los objetos decorativos debían limitarse al salón o al dormitorio? Unas velas, una planta… ¡Puedes colocar muchísimas cosas que le darán un aspecto más cálido y acogedor al baño!

¿Ves? Si te paras a pensarlo, seguro que se te ocurren muchas más cosas que puedes hacer para renovar el baño sin tener que gastar demasiado dinero. Todo es cuestión de darle unas cuantas vueltas y, eso sí, ¡no saturar demasiado el espacio! Si no, corres el peligro de que tu baño se vuelva menos funcional e, incluso, algo agobiante. Así que cambios sí, ¡pero con mesura!

 

Errores a evitar en la reforma de tu baño

 

Errores básicos de diseño que cometemos al reformar el baño

#1 Planificar la distribución de los sanitarios

Uno de los errores más grandes que se suelen cometer al diseñar el cuarto de baño es no tener en cuenta que podemos colocar los sanitarios de muchas maneras. Y esto es especialmente importante si vas a hacer una gran reforma del baño y te planteas “cambiarlo todo de sitio”. Si es así, piensa en diferentes distribuciones y, claro está, ten en cuenta que necesitas dejar algunos espacios libres. En el inodoro, por ejemplo, lo ideal es tener un radio de 30 centímetros libre.

#2 No tener en cuenta la iluminación

Pocas cosas son más incómodas en un baño que querer afeitarse o maquillarse y no ver nada más que sombras en el espejo. No te limites a colocar una única luz central: intenta iluminar especialmente bien la zona del lavabo, con una luz fría que no proyecte sombras sobre el rostro.

Y, claro está, no te olvides de colocar una ventana si es posible: la luz natural es fundamental para que tu baño sea un auténtico espacio de bienestar. ¿Es un baño interior? Entonces, ¿por qué no te planteas hacer una pequeña abertura en la pared y cubrirla con pavés, por ejemplo? Esta ventana interior puede darte la luz que necesitas sin apenas complicación.

#3 Los enchufes

Muy en sintonía con la falta de planificación en la iluminación, los enchufes suelen ser los grandes olvidados a la hora de diseñar el baño. Especialmente, si vas a compartirlo con más personas. Procura instalar al menos 2 cerca de la zona del lavabo y, evidentemente, lo más alejados posible de la ducha.

 

Errores a evitar en la reforma de tu baño

 

Si vas a reformar el baño, ¡elige bien los materiales!

Muchas veces, cuando vamos a elegir los materiales necesarios para hacer la reforma del baño nos centramos en aquellos que nos parecen más bonitos. Revestimientos cerámicos, suelos de madera, pintura de colores intensos… Está claro que la estética tiene un papel fundamental en cada reforma, ¡pero no puede serlo todo!

Ten en cuenta que el baño es un espacio con muchísima humedad y que, además, se ve expuesto a mucho desgaste. Por tanto, tienes que decantarte por aquellos materiales que visualmente te gusten pero, además, que sean resistentes a este entorno. La piedra, el mármol o la cerámica son aquí las apuestas ganadoras: y si quieres decantarte por la madera, asegúrate de que cuenta con el tratamiento adecuado para resistir la humedad.



O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma