Dar continuedad entre las estancias

Boadilla_FOTO3

Convertimos los espacios imaginados en aquellos con los que soñábamos.

¿Tienes una vivienda estrecha y alargada en la que no te mueves con comodidad? ¿Con largos pasillos oscuros y habitaciones minúsculas desaprovechadas? Pues entonces te interesa esta nueva propuesta de nuestro catálogo de ideas de Reforma. En Madrid, este tipo de viviendas solemos verlas a menudo cuando hacemos reformas integrales o parciales, y todos los propietarios acaban convencidos cuando les mostramos posibilidades como ésta.

La idea es: abajo los tabiques que no sean imprescindibles. Contra más pueda abarcar tu mirada, más grande y espacioso te parecerá el piso. En el ejemplo de las imágenes, por ejemplo, hemos eliminado el tabique que separaba la cocina del salón, y el del pasillo que encerraba el comedor en un rincón oscuro.

  • Boadilla_FOTO5
  • Boadilla_FOTO4
  • Boadilla_FOTO2
  • Boadilla_FOTO1


Logramos así una línea ininterrumpida de visión que va desde las ventanas del extremo del salón hasta la de la cocina, quedando en medio el comedor perfectamente iluminado. La viga central se mantiene y amplia con una estantería ligera de obra en color blanco, que separa el comedor de la zona de paso sin restar luz ni movilidad realLa cocina sigue siendo tan pequeña como era antes, pero al convertirse en americana se transforma en un espacio ligero, que no se te echa encima.

Los colores dominantes para el piso son los blancos, como es casi imprescindible en viviendas estrechas o pequeñas. El parquet del suelo proporciona la calidez necesaria sin oscurecer demasiado el conjunto. Unos toques de color añadidos bien con los cuadros, bien con algunas sillas o elementos decorativos, rematan toda la reforma con un estilo dinámico y fresco, de loft, en el que una pareja o una familia pequeña se pueden sentir a sus anchas.

Y es que ese es el objetivo final de toda reforma. No es el estilo, ni la distribución: eso son herramientas de proceso, o gustos de cada uno. Pero el objetivo es que en un estilo u otro, con una distribución u otra, tú puedas sentirte realmente a gusto en tu vivienda. Que la disfrutes hasta el punto de no querer salir de ella

Si quieres sentir eso en tu casa, y ahora mismo no lo consigues, significa que ha llegado la hora de una reforma. Así que no dudes en preguntarnos ni pedirnos presupuesto. No tienes ningún compromiso, y descubrirás además oportunidades de financiación muy interesantes. ¡Haz realidad el sueño de tu vivienda perfecta!

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma