SAlón con cocina integrada

02.Plano Reforma PABLO_Andaluces 20 -foto-1

Convertimos los espacios imaginados en aquellos con los que soñábamos.

Cuando una cocina es pequeña, esto impide disfrutar de la misma: no hay espacio para moverse, dos personas ya es multitud, y no tienes superficie suficiente para cocinar o manipular alimentos. En esta nueva idea para nuestro catálogo planteamos una posibilidad que ya hemos puesto en práctica en muchas de nuestras reformas de cocina y salón en Madrid, y que no es otra que integrar la cocina en el salón.

No es exactamente una cocina americana, en el sentido de que no hay una barra separando ambos espacios unificados. Se trata más bien de una integración total, un espacio ininterrumpido para salón y cocina, que proporciona luz y espacio donde sólo había estrecheces y sombras. Y que, sin embargo, está separado en 3 zonas diferentes muy clarasEn esta propuesta de reforma se parte de un comedor que ha de ser cálido, por lo que la madera tiene un protagonismo total en parquet, mesas de centro, mesa y sillas de comedor, y estantería.

  • 02.Plano Reforma PABLO_Andaluces 20 -foto-3
  • 02.Plano Reforma PABLO_Andaluces 20 -foto-2
  • 02.Plano Reforma PABLO_Andaluces 20 -foto-1


A pared blanca y alfombra clara para aumentar la luminosidad se suma un gran sofá rojo intenso que atrae toda la atención visual. Y la alfombra y el “cierre” del cheslong crean una primera zona, que sería la de salón donde sentarse a charlar o ver la tele. Siguiendo el recorrido, y como verás en las imágenes, la siguiente zona es la del comedor, donde la madera manda, y que se define con la mesa y las sillas, y una estantería también en madera. Y antes de la reforma, aquí se acabaría el espacio, en una pared con una puerta que daría a la pequeña cocina.

En esta propuesta eliminamos esa pared, dejando la cocina directamente expuesta a la vista. Así ganamos:

  •  Luz natural para la cocina proveniente del salón
  • Mayor libertad de movimientos al cocinar
  • Mayor espacio de paso en la parte del comedor.

Unificando los muebles en una sola línea, y reduciendo las picas de la cocina de dos a una, obtenemos además mayor superficie de trabajoY para separar visualmente ese espacio del comedor/salón, nos vamos al suelo cambiando el parquet por una baldosa en un bonito tono verde claro que se replica en la encimera.

Así es como de dos espacios estrechos puedes hacer uno solo, que sea visualmente diferenciado pero al mismo tiempo sin interrupciones y con toda la luz posible.

¿Tú también quieres más libertad y más claridad en tu cocina? Pues contáctanos y hablemos de la reforma que necesitas. ¡Te haremos presupuesto sin ningún tipo de compromiso! Aunque te advertimos que una vez lo veas, te será difícil resistirt

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma