¿Quieres una barra de bar en tu casa?

¿Quieres una barra de bar en tu casa?

Una de las propuestas de decoración más espectaculares para la reforma del hogar es la instalación de una verdadera barra de bar entre las paredes de nuestra vivienda. Una opción sencilla y de un interiorismo rompedor que ha dado mucho que hablar.

Lo cierto es que una barra de bar no es para todos, ni pega con todos los estilos, pero sigue imponiéndose como una alternativa espectacular en los salones más rústicos, los lofts más minimalistas o las cocinas office que buscan una alternativa funcional con la que decorar y sacar partido al espacio del que se dispone. En exteriores, tanto en jardines como en terrazas, una barra de bar puede convertirse, sin proponérselo, en todo un must para ese espacio.

Barra minibar

#1. Instalando una barra de bar en la cocina

Empecemos por una opción clásica y, hoy día, muy utilizada (quizá la más conocida, realmente). Se trata de la posibilidad de integrar una barra de bar en nuestra cocina cuando disponemos de un loft o una cocina office.

La solución que encontramos es una división parcial entre la cocina y el salón-comedor que consigue una amplitud visual a la vez que segmenta el espacio. La reforma, además, es muy sencilla y, por regla general, podemos aprovecharla en un gran número de casas para ganar metros cuadrados, luz y dar un look más moderno al hogar.

Si huimos de reformas integrales en la vivienda, existen un gran número de barras de bar que combinan con todo tipo de estilos de cocina y comedor, y que nos ofrecen una alternativa a las típicas reformas de cocina e incluso integrales, ya que es uno de los cambios más notables que podemos realizar, el cual nos aportará gran parte de las ventajas del ambiente de un loft sin tener que renunciar a las paredes que dividen las habitaciones.

Otra opción factible es integrar una barra de bar en una cocina de grandes dimensiones, aprovechando el espacio para construirnos un rinconcito donde tomar un café tranquilamente u ofrecer una bebida bien fría a las visitas. Los hándicaps para este tipo de reforma de cocina son dos, no obstante: por un lado, el espacio, ya que la necesidad de cocinas de al menos 20 o 25 m2 hará que sea una opción difícil de llevar a cabo en un piso; por el otro, la limitada usabilidad de instalar una barra de bar donde no siempre es cómodo desayunar y que no puede utilizarse para comer tampoco. Además, si está lejos de la encimera tampoco será útil para usar como superficie extra para cocinar.

#2. Integrar una barra de bar en el salón-comedor

Segunda opción. Instalar la barra de bar en el salón. ¿Arriesgado? ¡Qué va! ¿Quién no ha soñado con su propio minibar en casa? Una pequeña reforma en el salón será suficiente para instalar una barra de bar bien ubicada frente a un mueble de bebidas a tu espalda y convertirte en un verdadero barman experto (o experta, claro) en todo tipo de cócteles.

Las dimensiones del salón también son importantes, si bien es una estancia donde una reforma de los espacios de la vivienda debería facilitar su instalación. Por el contrario, a lo que sí deberíamos prestar especial atención es a los tonos escogidos y al estilo, para que ese pequeño rincón donde relajarse en familia no tope con un estilo completamente diferente en mobiliario, colores y formas. ¡Será difícil no acertar con unas pocas ideas de interiorismo llevadas a buen término, eso sí!

#3. Reservar el bar para el jardín

Como tercera y última opción, te proponemos desplazar ese espacio al jardín o a la terraza. Una opción muy factible que únicamente tiene dos problemas: por un lado, o preparas una instalación completa con armarios auxiliares, o las bebidas quedarán lejos de la barra; por el otro, tendrás que darle una mano de barniz de exteriores a las maderas y mantener un cuidado extra si tu barra de bar no está a cubierto.

Eso sí, en los meses de verano tendrás la excusa perfecta para celebrar fiestas y reuniones con los amigos en un ambiente perfecto y, además, ¿no es de mayo a septiembre cuando se saca más partido al tiempo libre, a la terraza y a tomar una cerveza o un combinado bien fresco?  ¡Y sin que te ocupe sitio en casa!

Para terminar, y antes de escoger por qué idea de reforma decidirte, te recomendamos que busques, compares y analices lo que más necesita tu hogar y te llama la atención. Una vez hecho esto, solo te queda decidirte por una o por otra y disfrutar de tu propia barra de bar en tu casa. ¡Salud!



O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma