Reforma integral en Alcobendas – Calle Valencia

Vivienda

Piso

Superficie

86 m2

Intervención

Integral

Localización

Alcobendas

La Historia

Los proyectos de reforma integral requieren un estudio personalizado para detectar cuáles son las necesidades del cliente y qué necesitamos reforzar en cada estancia para volverla más práctica y funcional y, al mismo tiempo, adaptarnos a la estética que se desea en cada caso. Por ejemplo, en la reforma integral que llevamos a cabo en un piso de 86 m2 en Alcobendas necesitábamos renovar suelos y pintura pero, sobre todo, modernizar tanto el baño como la cocina, que se habían quedado muy anticuados.

El baño original estaba formado por un suelo de mármol y un revestimiento de pared compuesto por azulejos blancos con un acabado brillante, junto con unos sanitarios de porcelana rosa. El resultado era un poco frío e impersonal, así que en este proyecto de reforma integral decidimos sustituirlo todo: colocamos unas baldosas de gran tamaño y corte rectangular en un tono marrón oscuro con acabado mate, sustituimos los azulejos de la pared por otros también blancos pero sin brillo.



La solución

Para darle un toque más moderno, forramos la bañera y la pared que la acompaña con unos azulejos con textura compuestos por diferentes láminas de color blanco, marrón y negro. Al mismo tiempo, cambiamos los sanitarios por otros de color blanco y colocamos un mueble de baño blanco con los tiradores de acero, dándole así un aire más minimalista al conjunto.

Aun así, el cambio más notable de esta reforma integral se produjo en la cocina: en la antigua los armarios eran blancos con un acabado de madera a juego con los tiradores, y los azulejos eran blancos con una discreta cenefa gris. Nuestra apuesta se centró en modernizar todo el espacio y volverlo más funcional.

Para ello cambiamos la ubicación del horno, los fogones y la nevera y centralizamos la encimera en un único lado de la cocina: elegimos un modelo de madera con unos armarios lacados en blanco, que colocamos tanto en el suelo como en la pared. Para cubrir el espacio entre ambos elegimos unos azulejos en tonos grises y blancos que imitan diferentes patrones geométricos, dándole así un toque retro pero a la vez muy moderno. En este espacio decidimos colocar la vitrocerámica y el fregadero, que mantuvo su ubicación original.

En la pared contigua colocamos una estructura formada por diferentes armarios y cajones en los que integramos el horno, el microondas y la nevera, de tal manera que el resto de la cocina quedó totalmente libre para poder moverse y cocinar con comodidad. Las paredes se revistieron con unos azulejos en tonos beige que crean un claro contraste con las baldosas, de un tono gris humo.
¿Tú también quieres que te ayudemos a definir cuál sería el mejor proyecto de reforma integral para tu casa? No dudes en contactar con nosotros, tanto nuestros arquitectos como nuestros interioristas estarán encantados de estudiar tu proyecto.

¡Pide presupuesto y te aconsejaremos sobre tu reforma en alcobendas!

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma