Reforma integral de un Chalet en las Rozas

Vivienda

Chalet

Superficie

76 m2

Intervención

Integral

Localización

Las Rozas

La Historia

En Reformador nos enfrentamos a reformas integrales de todo tipo, desde modestos pisos en el centro hasta grandes chalets en los que es necesario uniformar los espacios para dotar de estilo a la vivienda: y este es el caso de la reforma integral que realizamos en un chalet de 380 m2 en Las Rozas, donde modernizamos todas las estancias y conseguimos crear un look más unificado.

Lo primero que hicimos fue cambiar el suelo y sustituir las baldosas de gres por un parquet en un tono marrón grisáceo muy neutro. En el salón, además, optamos por eliminar el espacio a doble altura y las estanterías de obra que ocupaban una de las paredes. También cambiamos la antigua chimenea de obra por otra más de diseño, integrada en la propia pared.



La solución

El baño original tenía las mismas baldosas de gres y la mitad inferior de las paredes estaba revestida con azulejos blancos y una cenefa azul que delimitaba el lugar donde acababan los azulejos, así como las esquinas. En nuestra propuesta de reforma integral decidimos decantarnos por una estética totalmente diferente y colocamos grandes azulejos de corte rectangular en color beige, manteniendo la misma distribución.  En el baño en suite colocamos unos azulejos parecidos pero más cuadrados, utilizando un mueble de baño similar y destacando la zona de la bañera con unos azulejos más oscuros.

En el otro baño optamos por sustituir los azulejos blancos con otros de color beige y creando una cenefa en un tono más melocotón, a juego con las baldosas. Tanto los sanitarios como el mueble de baño están lacados en blanco y colocamos un toallero eléctrico del mismo color para mejorar el confort de esta estancia.  

El suelo de la cocina fue recubierto por unas baldosas rectangulares con un efecto de aguas y decidimos pintar las paredes en blanco total, eliminando los azulejos antiguos y los revestimientos de madera, para seguir con la línea trazada en los baños y en el resto de la vivienda.

También decidimos sustituir las ventanas de madera por otras de aluminio lacado en blanco: así, conseguimos mantener ese estilo más de diseño, aun conservando cierto toque rústico. En la misma línea, colocamos puertas lacadas en blanco en lugar de mantener las originales de madera.

El resultado final de esta reforma integral fue un chalet moderno, actual y totalmente funcional que, pese a haberse renovado por completo, todavía conserva cierto aire rústico que conecta con la esencia original que tenía. Y tú, ¿quieres reformar tu casa pero no sabes por dónde empezar? Llámanos, ¡nos encantará ayudarte!

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma