Reforma integral en Collado-Villalba

Vivienda

Chalet

Superficie

310 m2

Intervención

Integral

Localización

Madrid

La Historia

Estamos encantados de poderte presentar este proyecto que realizamos en Collado-Villalba, porque muestra la maravillosa metamorfosis que supone para una casa una reforma integral.

En este caso se trataba de un chalet con bastantes años que había conocido tiempos mejores. Suelos, habitaciones y decoraciones que en su momento transmitían elegancia habían quedado anticuados, y la propia distribución podía alterarse y mejorarse. Y eso fue exactamente lo que hicimos.

  • Lavabos baño
  • Ventana dormitorio
  • Armario Salón
  • Armario
  • Ventanas habitación
  • Salón 5
  • Salón 4
  • Lavabos
  • Baño
  • Salón 3
  • Salón 2
  • Salón
  • Puerta de cocina
  • Muebles de cocina
  • Fogones
  • Baño con bañera
  • Buhardilla


La solución

Para toda la casa optamos por un ambiente nórdico de estilo claro, en busca de la luz y el espacio. Renovamos todo el suelo, tanto la vieja baldosa de la planta inferior, como la gastada tarima de las plantas superiores, reemplazándolo con un parquet gris claro.

Esto iba en consonancia con las paredes, en las que abandonamos el ocre cálido por un blanco neutro, así como las puertas y sus marcos en sustitución de las de madera oscura.

Los baños eran una de las partes de la casa que habían quedado más anticuadas, con unos sanitarios y azulejos en un tono verde amortiguado que estuvo de moda hace tiempo pero que hoy no se ve ya en ningún sitio, y que apaga la luz de la estancia.

De nuevo, aquí el blanco ha sido la clave, transformando los baños en un espacio higiénico, luminoso y amplio, en el que sanitarios, plato de ducha y mobiliario se han renovado por completo.

Aunque quizá la mayor novedad en esta reforma integral es la transformación de la cocina. Se trataba de una estancia relativamente grande pero poco aprovechada, cuya puerta no daba al comedor sino al recibidor, que se convertía en zona de paso para los platos. Poco práctico, así que decidimos reorientarla cerrando la puerta que daba al recibidor, y abriendo una doble con puerta corredera dando al salón-comedor.

El mobiliario y los electrodomésticos, renovados para integrarse en el look blanco de la vivienda, se reorientan a lo largo de las dos paredes laterales (la original, y la nueva pared creada al tapiar la vieja puerta) dejando en medio un amplio pasillo que permite libertad absoluta de movimientos al cocinar.

El resultado ha sido, aparte de un mejor estilo, una mayor capacidad de almacenaje en la cocina, y una orientación mucho más prácticaEl recibidor, ahora, lleva a las visitas directamente al salón, quedando la cocina en la “intimidad” del interior.

Por último, la casa tenía una vieja buhardilla con los inconvenientes que acompañan siempre al encanto de los techos inclinados: la dificultad para encajar mobiliario, principalmente. Para esto, optamos por construir estanterías y espacios de obra ocupando los ángulos muertos o demasiado bajos, consiguiendo así un mejor aprovechamiento del espacio.

El resultado es una casa que parece recién levantada, con todas las comodidades, y con un estilo moderno y cosmopolita.

¿Te imaginas una reforma así en tu casa? Pues ya ves que es posible, solo tienes que llamarnos, y estudiaremos tu proyecto sin compromiso. ¡Démosle vida juntos a una nueva casa con una reforma integral!

 

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma