Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas

Vivienda

Oficina

Superficie

920 m2

Intervención

Integral

Localización

Este de Madrid

La Historia

En esta ocasión os presentamos un proyecto muy diferente, un nuevo reto que nos ha hecho disfrutar de lo lindo: reformar una gran oficina (de 920 m2) para reconvertirla en una academia de idiomas. Se trataba de una oficina diáfana, con apenas un despacho acristalado en una esquina, siendo el resto un espacio abierto donde antes debían alojarse varias hileras de mesas de trabajo. Crear ahí una academia de idiomas exigía, pues, mucho más trabajo de diseño de interiores que de “reforma”. No había nada que cambiar, y estaba todo por crear

¿Qué conceptos guiaron nuestro trabajo? Pues, como veréis en el video, nuestras líneas maestras fueron:

  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas
  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas
  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas
  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas
  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas
  • Reforma integral de oficina para convertirla en academia de idiomas


La solución

1)     Blancos: apostamos por el blanco como color protagonista de la obra, por varios motivos. El blanco es un color que no sólo amplifica la luz, sino que aporta sensaciones de tranquilidad y bienestar. Pero no de un modo “relajante”, como lo hacen los colores cálidos, sino sencillamente equilibrado. Es un color perfecto para una academia de idiomas: un lugar en el que la gente (sean pequeños o adultos) necesita concentrarse para aprender, y en el que en muchos casos llega cansada después de un largo día de estudio o trabajo. No queremos estresarlos con colores demasiado chillones, pero tampoco queremos que se duerman a media clase. El blanco, pues, es una elección segura y efectiva.

2)     Claridad: La iluminación es clave tanto para el correcto y saludable desempeño de los profesionales, como del correcto y efectivo aprendizaje e los alumnos. Partíamos con la ventaja de que el inmueble cuenta con mucha luz natural gracias a sus ventanales. Se trataba de aprovecharlo al máximo en un espacio que ya no podría ser diáfano como antes, y de reforzar todos aquellos puntos en los que la luz natural se perdería.

Respecto a esto último, utilizamos plafones de luz blanca de LED dispuestos con la regularidad y densidad adecuada a cada espacio.

Respecto al aprovechamiento de la luz natural… hablamos en el siguiente punto.

3)     Espacio y privacidad: Como academia de idiomas era indispensable levantar despachos y aulas. Para que ello no supusiera una eliminación radical de la luz natural, optamos por crear salas y despachos semicerrados visualmente. Con tabiques y puertas para garantizar la privacidad y el silencio. Pero también con grandes ventanales o algunas paredes de cristal que dejan pasar la luz natural. Dispuestas para que, combinados con el blanco y la iluminación artificial, cualquiera tenga siempre la sensación de estar en un espacio amplio, luminoso, agradable y lo más natural posible.

4)     Versatilidad: La realidad de una academia cambia año tras año. Número de matrículas, oferta lectiva… por no mencionar las diferentes dinámicas que se dan durante el año académico. Esto nos obligaba a proporcionar versatilidad. Por ese motivo diseñamos varias salas con tabiques de madera, plegables al estilo biombo, que permiten convertir dos aulas en una gran sala común.

No os perdáis el video y veréis muchos otros pequeños detalles de este proyecto. Cada uno de ellos tiene su explicación y su razón de ser. A fin de cuentas, esa es la esencia de una buena reforma, ¿no?

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma