Reforma integral de piso en calle Galileo

Vivienda

Piso

Superficie

98 m2

Intervención

Integral

Localización

Argüelles

La Historia

Los pisos estrechos y alargados son complicados. Reformarlos siempre es un desafío en la búsqueda de espacio y luminosidad, pero a nosotros nos encantan los desafíos. Y hemos vuelto a conseguirlo, como verás en el vídeo.

En esta ocasión se trataba de un piso de 98m2 en el barrio de Argüelles que daba sensación de ser menor por la distribución en columna vertebralEsa columna era un larguísimo y oscuro pasillo aislado en el lado izquierdo y con todas las habitaciones saliendo del lado derecho. Por tanto, primera regla: que mande el blanco. Parqué, paredes, techos y puertas van en blanco para reflejar mejor la luz y aumentar la sensación de amplitud.

  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo
  • Reforma integral de piso en calle Galileo


La solución

Segunda regla: si puedes abrir, abre. En este caso sólo tenía sentido abrir la última estancia, que era la cocina, reconvertida ahora en americana que no sólo amplifica luz y espacio, sino que permite crear armarios traseros que dan al salón donde antes había pared. Es decir, mayor almacenaje en los mismos metros. Para diferenciarla su espacio tiene un bonito suelo delimitado en baldosas geométricas de dibujos variados de forma irregular.

Con estas medidas obtenemos un pasillo que sigue siendo largo y estrecho, pero parece más amplio, recibe y refleja más luz, y se acorta físicamente al morir en la cocina, en vez de sobrepasarla y morir en el salón.

El piso tenía dos baños pequeños, ambos con bañera. Aquí optamos por dejarla solo en uno, sustituyendo la otra por un plato de ducha con mampara de cristal. Debido a sus dimensiones era aconsejable seguir con los colores claros, pero siempre es bueno diferenciar los baños de las demás estancias. Para ello escogimos el mismo azulejo para ambos baños: un baldosín de gres en tonos mate y ocres suavizados, con textura rugosa que le añade encanto sin restar espacio visual.

Ahora el piso parece reflejar realmente los metros cuadrados que tiene, y uno no se siente atrapado en estancias diminutas o largos pasillos oscuros. La convertimos en una vivienda luminosa y agradable a la vista, y a la experiencia de vivir en ella.

Así que ya sabes: si tienes un inmueble cuyos espacios querrías ya no renovar, sino redistribuir, rediseñar o transformar, somos el equipo que necesitas. Sea cual sea tu desafío, nosotros recogemos el guante. ¿Hablamos?

 

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma