Reforma integral de piso en calle Padilla

Vivienda

Piso

Superficie

112 m2

Intervención

Integral

Localización

Barrio de Salamanca

La Historia

Os presentamos un proyecto de reforma integral muy interesante que realizamos en una vivienda de 112 m2 en C/PadillaEn esta ocasión debíamos renovar por completo un piso no excesivamente antiguo, pero al que sin duda le hacía falta una reforma para explotar al 100% todos los espacios como si fuera nuevo. Lo más llamativo era que el color dominante en el piso era el azul. Que utilizado de forma extensiva y monocromática creaba una sensación de estrechez incluso tratándose de una vivienda grande y amplia.

Nosotros modificamos la gama de colores para las paredes, alternando blancos con grises-azulados claros con marco blanco. En la parte del salón que da a la cocina, escogimos un motivo vegetal sobre el blanco para dotar a la vivienda de más vitalidad, dinamismo y elegancia. Y la salida a la terraza, de vidrio con perfiles en madera, la sustituimos por una corredera de cristal desnudo que deje pasar el 100% de la luz. Algo esencial dado que dicha luz ilumina el largo pasillo que lleva hasta el baño.

  • Reforma integral en la Calle Padilla
  • Reforma integral en la Calle Padilla
  • Reforma integral en la Calle Padilla
  • Reforma integral en la Calle Padilla
  • Reforma integral en la Calle Padilla
  • Reforma integral en la Calle Padilla


La solución

La cocina en L, que quedaba aislada del resto del piso, se abrió y conectó al salón por uno de sus lados, renovando todo el mobiliario y ampliando el espacio de almacenaje con armarios blancos hasta el techo. El mármol negro, y los azulejos gris oscuro donde no hay armario, crean una combinación de tonos fantástica y muy, muy elegante, reforzada por un cuadro de baldosa geométrica en el centro del suelo la cocina.

Pero es en el baño donde más impacta el cambio realizado. El hueco de la ducha lo convertimos en una cabina con mampara de vidrio, y el resto del baño lo transformamos en una pequeña obra de arte gracias a las posibilidades actuales de las baldosas y los azulejos. El suelo es de baldosa alargada en imitación madera, de tonos grises, y para la pared del lavabo utilizamos una combinación de azulejos rústicos con motivos geométricos y esquemáticos, que van desde círculos y cuadrados o puntos a triskeles y espirales. Un conjunto que queda al mismo tiempo moderno, pero con un punto rústico, que lo hace muy atractivo visualmente.

Porque aunque el baño sea pequeño, siempre ha de ser un lugar agradable donde realizar nuestras tareas íntimas.

El suelo antiguo se sustituyó por un parquet grisáceo en consonancia con las paredes y el estilo general, creando un conjunto que aprovecha la amplitud y luminosidad natural y permite definir cada espacio con los juegos de colores algo más oscuros.

¿A que te gustaría una renovación integral para tu piso con unos acabados como estos? ¿O quizá eres más de otro estilo? No es problema: nosotros nos adaptamos a ti y hacemos realidad las ideas que tengas sobre cómo sería tu piso perfecto.

¿Hablamos de reformas?

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma