Reforma integral de un apartamento en Paseo de Extremadura

Vivienda

Piso

Superficie

77 m2

Intervención

Integral

Localización

Madrid

La Historia

Una reforma integral es la solución perfecta cuando necesitas redistribuir las estancias de tu casa o cuando quieres darle un aire totalmente nuevo renovando suelos, revestimientos e incluso cambiando la luminosidad. En este caso, te presentamos una reforma integral en Madrid de un piso de 77 m2 en el que buscamos conseguir una vivienda más diáfana para que visualmente pareciera más grande.

Para conseguirlo, apostamos por un suelo de parquet en un tono grisáceo muy claro que combina con los zócalos blancos creando un suave contraste. Para las paredes elegimos un color gris también muy claro y, para darle un poco de viveza, pintamos dos de las paredes en un melocotón pastel que también le confiere calidez. En el dormitorio hicimos una apuesta similar sustituyendo el melocotón por un verde menta muy sereno.

  • baño
  • dormitorio amarillo
  • dormitorio verde
  • salón-cocina
  • cocina 1
  • cocina


La solución

Combinada con las ventanas y puertas lacadas en blanco, esta paleta cromática hace que la luz se refleje de una forma muy natural y, por tanto, se maximiza la luz que entra a través del balcón, tanto por la puerta del salón como por el ventanal de la cocina, que la ilumina totalmente y le da más funcionalidad.

En esta reforma integral en Madrid nos decantamos no solo por darle mucho protagonismo al ventanal de la cocina para iluminarla, sino que también decidimos dejarla en office para que la luz fluyera mejor y para conseguir ese aspecto diáfano que estábamos buscando. La barra americana consigue separar los espacios visualmente sin crear un corte demasiado marcado.

Para revestir la cocina elegimos unos azulejos brillantes lacados en blanco que imitan el aspecto del ladrillo: combinados con una encimera lacada en negro brillante y unos armarios mate con tiradores cromo, el aspecto es muy moderno y se integra perfectamente con el comedor. Los electrodomésticos con acabado inox acaban de darle ese look urbano que queríamos conseguir.

Para el suelo nos decantamos por unas baldosas en un tono similar al del parquet: así el cambio queda muy disimulado, pero conseguimos una superficie menos delicada y más fácil de limpiar que la madera, que siempre requiere más cuidados en entornos como la cocina o el baño.

Para la reforma integral del baño apostamos por colocar unos azulejos en color blanco hueso de corte rectangular y un acabado mate, que reflejan la luz sin crear demasiados contrastes. En la pared de la ducha colocamos un revestimiento del mismo tamaño y color que tiene falsos azulejos más pequeños para delimitar espacios, dado que la mampara de ducha es totalmente transparente.

Con el objetivo de darle algo de viveza, instalamos un plato de ducha que imita la pizarra y unas baldosas de un color similar para darle continuidad. Así también creamos contraste con el mueble de baño, totalmente lacado en blanco. El resultado es un baño espacioso, funcional y agradable que parece mucho más grande de lo que es en realidad.

¿A ti también te gustaría hacer una reforma integral de tu vivienda en Madrid? Pues no te lo pienses más: contacta ya con los arquitectos e interioristas de Reformador para que te preparemos un  presupuesto sin compromiso.

¡Llámanos!

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma