Reforma integral en Antón Martín

Vivienda

Duplex

Superficie

92 m2

Intervención

Integral

Localización

Madrid

La Historia

Aquí te presentamos una delicia de proyecto, una reforma integral de un ático dúplex de 92m2 en Antón Martín. Se trataba de un viejo inmueble, muy estropeado por el uso y con muchos elementos importantes a renovar tanto por materiales como por estilo. Pero, al mismo tiempo, contenía detalles que nos servirían para darle a la vivienda una gran personalidad y originalidad manteniéndolos y reforzándolos.

Lo primero, sin embargo, eran las renovaciones básicas. El suelo, de un terrazo marrón en mal estado, lo sustituimos por parquet claro.  En general optamos por un estilo donde dominaran los blancos, ya que pese a sus metros es una vivienda con estancias no excesivamente amplias.

  • Reforma integral en Antón Martín
  • electrodomesticos
  • vitroceramica cocina
  • cocina
  • ducha baño
  • baño
  • escaleras duplex
  • Ventana buhardilla
  • buhardilla
  • salón
  • baño 1


La solución

En el video podrás ver cómo se transforma toda la planta inferior, donde están la cocina y la terraza, para la que elegimos una baldosa de color gris a juego con el interior de la vivienda, y que también amplía la sensación de espacio ya que es una terraza estrecha.

La cocina era una de las estancias más castigadas, así que aquí no aprovechamos nada: mobiliario blanco y minimalista para darle prioridad a la amplitud y al aprovechamiento, con electrodoméstico metalizado y una nueva baldosa para el suelo con una sugestiva figura geométrica, que replicamos en una línea vertical en la pared del fondo para romper el total white con un elemento de diseño.

El otro toque de color que rompe las líneas blancas en la planta inferior lo dan las dos vigas irregulares de madera que hacen de marco en el acceso que va del salón a la cocina. El marrón de la madera destaca en el salón, y le aporta un toque rústico interesantísimo contrapuesto al minimalismo del resto.

Una fusión perfecta que replicaríamos en la planta superior, con un techo abuhardillado muy inclinado y sujeto por el mismo tipo de vigas. Aunque estas las pintamos de blanco para no achicar el espacio, los elementos se ven desgastados y antiguos, consiguiendo una combinación única.

Todo el resto del mobiliario pasa a ser blanco, consiguiendo al mismo tiempo espacio y claridad.

El baño, pequeño y estrecho, también lo transformamos dejando los colores cálidos y oscuros para irnos a un gris/malva más frío y sobrio en una hermosa baldosa geométrica. La bañera, como siempre, la eliminamos y sustituimos por un cómodo y elegante plato de ducha con mampara de cristal.

El resultado es un ático dúplex ideal para parejas, luminoso, amplio, cómodo y con un toque rústico muy especial.

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma