Reforma integral en General Pardiñas – Salamanca

Vivienda

Buhardilla

Superficie

88 m2

Intervención

Integral

Localización

Barrio de Salamanca

La Historia

Cuando una vivienda lleva muchos años sin actualizarse cada vez parece más complejo acoger una reforma integral porque más son las necesidades a tener en cuenta. Esta era la situación en la que se encontraba un piso de 88 m2 ubicado en el barrio de Salamanca, donde realizamos una reforma integral con la que modernizarlo totalmente.

El primer paso consistió en cambiar puertas, ventanas y suelos: sustituimos el antiguo parquet, ya muy desgastado, por uno laminado más claro, que daba mayor sensación de profundidad tanto al salón como a las habitaciones. También pintamos todas las estancias en un blanco luminoso con el que ampliar visualmente el espacio.

  • lavabo grande
  • baño principal
  • pasillo de entrada
  • encimera de cocina
  • cocina reformada
  • cocina con salon
  • dormitorio principal
  • dormitorio amplio


La solución

En el salón, la antigua cocina estaba ubicada en un cuartito que podía cerrarse mediante unas persianas y quedar oculta; el espacio que ocupaba estaba revestido por azulejos de color naranja y tenía muy poca capacidad de almacenaje. Nuestra propuesta consistió en eliminar este cuartito y dejar la cocina vista: colocamos una encimera en forma de L que sirve como separador entre el salón-comedor y la cocina y dimos más luz a la entrada eliminando los dos tabiques.

En el cuarto de baño las paredes estaban revestidas con los mismos azulejos que la cocina y el suelo, con unas baldosas en tonos rojizos. El resultado era muy oscuro y opresivo, así que nuestra propuesta para esta reforma integral en Madrid consistió en algo radicalmente distinto: paredes totalmente blancas para las que usamos un revestimiento de gran formato en la ducha y en la zona del lavabo, donde llegaban hasta la mitad, y pintura blanca desde la mitad hasta el techo.

En cuanto al mobiliario, sustituimos los antiguos sanitarios —inodoro, bañera y lavabo con pedestal— por otros mucho más modernos: cambiamos la bañera por una ducha con mampara de cristal y el seno del lavamanos pasó a estar integrado en el mueble de baño, también en color blanco y con un aire un tanto zen. Colocamos una grifería monomando lacada en cromo de estilo muy moderno, que combina con el perfil de la mampara y con el separador entre el revestimiento y la pintura de la pared.

En esta reforma integral en Madrid optamos por colocar el mismo parquet en todas las habitaciones y por pintarlas también de blanco, colocando armarios empotrados y altillos con las puertas lacadas en el mismo color: de esta manera quedaban totalmente integrados en el espacio y las habitaciones parecían más grandes.

Como ves, acoger un proyecto de reforma integral en Madrid requiere preparación, pero los resultados pueden ser fantásticos. Si te gustaría actualizar tu vivienda pero no sabes por dónde empezar, ¡contacta con nosotros! Estaremos encantados de preparar un proyecto para ti.

¡Llámanos!

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma