Reforma integral en Hortaleza

Vivienda

Piso

Superficie

84 m2

Intervención

Integral

Localización

Este de Madrid

La Historia

La reforma integral que llevamos a cabo en esta vivienda en Hortaleza es un gran ejemplo de cómo se puede aprovechar el espacio con un nuevo código de colores y una redistribución de los tabiques.

Se trataba de un piso de 84 m2, es decir, que no se trataba de un piso muy pequeño. Pero aún así, y pese a tener buena iluminación natural, se veía deslucido por los antiguos colores y un exceso de paredes innecesarias.

  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza
  • Reforma integral en Hortaleza


La solución

Lo primero que hicimos fue acordar una nueva gama de colores que reforzaran la sensación de espacio y de luminosidad, y para esto la mejor opción es siempre el blanco. En el vídeo podréis ver que la apuesta ha sido un blanco total, salpicado apenas por zonas o elementos de gris suave para diferenciar cocina y baño. Este look total white inunda la casa de luz con paredes, techos, mobiliario, puertas y ventanas, y también el parquet del suelo, en un blanco radiante.

El siguiente paso era abrir espacios innecesariamente cerrados. En concreto dos: la cocina, que quedaba aislada, y el pasillo de entrada, que se alargaba hasta la columna central. En la nueva vivienda la cocina está completamente abierta, lo que no sólo aumenta el campo visual, sino que propaga y aprovecha mejor la luz natural de la ventana que hasta entonces quedaba limitada sólo a la cocina. Por lo demás, la cocina se mantiene en blanco salvo por la encimera y su pared, en mármol gris que diferencia y le da un toque de elegancia muy interesante y atractivo.

Despejando el pasillo conseguimos ganar metros visuales, quedando una elegante columna como elemento no sólo estructural sino también decorativo. Y, de nuevo, se propaga mejor la luz natural del salón hasta prácticamente la entrada del piso.

Aparte de los dos dormitorios con armarios empotrados, la otra estancia clave a reformar era el baño, empequeñecido por una bañera que los propietarios no iban a utilizar. La sustituimos por un amplio y espacioso plato de ducha, y para diferenciar el espacio del resto del piso, utilizamos azulejos y mobiliario de tonos grises-ocres muy suaves, que encajan con la línea general, pero hablan de un lugar especial y diferente.

El piso tiene pues los mismos metros, pero ahora es mucho más luminoso, más espacioso, y mucho más agradable para vivir.

Y es que un piso antiguo siempre puede dar más de sí: sólo necesita a los profesionales adecuados que se encarguen de una reforma inteligente.

¿Y tú? ¿Quieres una reforma inteligente?

O si lo prefieres, llama GRATIS al 900 901 077 y te ayudaremos con tu reforma